Muchos dueños no dudan en momentos que ven que sus perros o gatos no se encuentra bien, dan medicamentos que usamos los humanos en su versión infantil.

A veces ven a su mascota con el estomago mal o con la nariz seca u otros síntomas que en vez de llamar al veterinario, (que tras la subida del IVA muchos intentan hacer de «veterinarios» por su cuenta) o mientras esperan a que les reciba, le dan aspirina o ibuprofeno. ¡NUNCA, NUNCA! Sigue leyendo.

#Petlovers si veis a vuestro perro que no está bien, sé que han subido el precio en las citas de los veterinarios pero vale la pena una revisión. A veces pensamos que es nada y puede ser que sea algo más grave, y que mejor que un especialista que verifique el estado de nuestra mascota.

NUNCA deis aspirina o ibuprofeno, ya que la molécula de estos medicamentos es diferente en el hombre que en el perro o gato. La eliminación de la misma no es tan eficiente como es en los humanos lo que da paso a una mayor posibilidad de intoxicación. ¡La automedicación es muy peligrosa!

Esta intoxicación se empieza a manifestar en las horas siguientes a su ingestión con fatiga, respiración rápida, mucosas, edemas en la cabeza….

ATENCIÓN: No sabes como puede reaccionar tu perro a este medicamento, y sin intervención veterinaria, tu perro o gato podría morir en 24 o 48 horas!!!!

CÓMO PROCEDER: Si se diera el caso que el perro o gato ha ido de investigación y ha encontrado tu zona de medicamentos, ves lo más rápido posible al veterinario, explícale que medicamentos ha comido y como se ha comportado tras su ingestión. Todo ello ayudará a poder hacer un diagnóstico correcto.

Ten en cuenta que tanto perro como gato tienen su medicamentos, así que por intentar solventar un problema te lances y tengas un problema más gordo. ¡Cada uno con sus medicinas y así no habrá problemas!

Ante la duda, más vale llevarle a un profesional que sabrá que le pasa realmente a tu perro o gato, si es una infección o cualquier tipo de enfermedad o te dará la buena noticia que es algo sin importancia o le dará la medicación que realmente necesita, pero te aseguras por un veterinario. ¡Ellos merecen esto y más!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.