Es sabido el rumor que corre que tanto el chocolate o el azúcar a los perros puede dejarles ciegos. Pues bien no sólo es tóxico para el perro sino que para el gato también. La consumición del propio cacao puede suponer problemas digestivos, cardíacos y nerviosos, pudiendo acabar todo con un final triste. Si se toma en grandes cantidades puede llegar acompañada con úlceras gástricas, vómitos y diarreas, siendo el principio de más problemas en nuestra mascota.

Es por ello que nosotros pensamos que a lo mejor no le hace nada y más en ciertas épocas del año, siendo cumpleaños, Pascua o en Navidad, cuando los humanos comemos gran cantidad de azúcar o chocolate y la dejamos sin vigilar.

Yendo por partes, en relación al azúcar: hace que el animal esté más predispuesto a la obesidad y sobre todo a la diabetes.

¿Cómo podemos averiguar cuando nuestro perro tiene los primeros signos de la diabetes?

Pues podremos ver como empieza a desarrollar una catarata bilateral (adquiriendo sus ojos una capa blanquecina opaca) lo que supondrá una disminución de su vista. Otros síntomas que puedes notar son las ganas de beber sin parar, bulimia o el orinar sin poder contenerse.

Por tanto, golosinas azucaradas, caramelos, galletas saladas o dulces, helados, tartas, pasteles…. PROHIBIDO para tu mascota. Si no le das nada con azucares a lo largo de su crecimiento el olor de alimentos azucarados no le dirá nada una vez ya sea adulto.

La parte “buena” es que el gato suele ser menos goloso que el perro, ya que tiene menos papilas gustativas y por ello es más selectivo que el perro. El gato puede seleccionar entre cuatro gustos: Amargo, Salado, Dulce y Ácido. Tiene todos muy desarrollados menos el gusto del dulce, al carecer de papilas gustativas sensibles a dicho sabor. Pero si se siente atraído será porque habrá ingredientes añadidos, los cuales sí puede apreciar y se siente con ganas de probar.

¿Qué hacer cuando un perro ha comido una tableta de chocolate?

Hazle beber agua salada o agua oxigenada diluida en agua, para provocarle el vómito, consiguiendo así que expulse lo máximo posible de lo ingerido. Y lo más importante, acude rápidamente a tu veterinario, con el tipo de chocolate o galleta que haya comido con los ingredientes (para que sepa el porcentaje de chocolate). Al ser una eliminación muy lenta de su organismo, lo más seguro es que quede bajo vigilancia veterinaria y en cuidados intensivos durante 24 horas. Cuanto más puro sea el cacao que ingiera, mucho peor!

Así que atención #petlovers son alimentos muy peligrosos para tu mascota,y te recomendamos que no les des ninguno de ellos a tu mascota y, si te sientes cocinitas, les cocines de las recetas que vamos publicando en nuestro blog, dónde encontrarás premios caseros buenos para su salud. Además si no eres de los que está en la cocina, no pasa nada, también te damos una solución con los premios que tendremos en nuestra tienda (todos naturales) pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *